Idean un coche de radio control propulsado con anillas de latas de refrescos

Un profesor y un estudiante de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial y Aeronáutica de Terrassa (Barcelona) han presentado hoy un coche de radio control que funciona mezclando residuos de aluminio, como las anillas de las latas de refresco, con sosa cáustica disuelta en agua.

Al introducir el residuo de aluminio y la mezcla de sosa cáustica y agua en el depósito del coche, se produce una reacción química que genera hidrógeno, elemento que, tras ser filtrado y tratado convenientemente, alimenta una pila que genera energía eléctrica.

La energía generada logra que el coche pueda circular a una velocidad punta de 30 kilómetros por hora, con una autonomía de 40 minutos para cada repostaje.

De momento, esta invención podrá aplicarse a los coches de radio control, que podrán abaratar significativamente los precios actuales de estos vehículos. No obstante, el objetivo del proyecto «Aluminio» es trasladar a gran escala este innovador sistema de propulsión para coches y microcoches. Según los cálculos de los expertos, para mover un vehículo de unos 5 CV durante una hora serían necesarios unos 3 kilos de aluminio, y para motores de 60CV, se requerirían unos 30 kilos.

Vía: ABC

También te puede interesar

Beunet: Tapa higiénica y ecológica revolucionará las latas de bebidas

Beunet® es un sistema creado por Reset World que, tanto en apariencia estética...

Entrevista a Recíclame.info

Hoy queremos compartir con todos nuestros usuari@s la entrevista que Teresa Yusta...

La hora del planeta va más allá

Este año, la Hora del Planeta, piden a las personas que se comprometan a realizar...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.