Fenoll advierte de que el cierre del vertedero destruirá 500 empleos

Tras años de enfrentamientos políticos, protestas vecinales, denuncias ecologistas e incluso la muerte de un trabajador en 2005, la planta de tratamiento de residuos de Proambiente afronta sus momentos más difíciles desde que comenzase a gestarse en 1998. La resolución de una juez de Cieza que dicta el «cierre cautelar» del vertedero se ha producido en un tiempo récord, si se tiene en cuenta que sólo han transcurrido ocho meses desde que Ecologistas en Acción presentase en noviembre de 2010 una denuncia ante el Seprona, la Consejería de Agricultura y el Ayuntamiento de Abanilla. La denuncia acabó desencadenando la ‘Operación Subterráneo’, la detención del empresario Ángel Fenoll y a la postre, el cierre de la planta.

Pese a que en la denuncia los ecologistas solo solicitaban «la apertura de un expediente sancionador, la paralización de las obras y restauración del medio afectado por las supuestas irregularidades cometidas en la actividad de Proambiente», lo cierto es que un mes después, en diciembre de 2010, el Seprona contestaba a los ecologistas que su denuncia había sido tramitada por vía judicial.

La resolución de cierre ha pillado «por sorpresa» a Proambiente, según reconoce Ginés Fenoll y no ha hecho otra cosa que tensar más la soga sobre la planta. «No tenemos ninguna notificación del Juzgado de Cieza. Pero cuando llegue, nuestros abogados estudiarán la resolución y presentaremos alegaciones». Algo que previsiblemente ocurrirá entre el hoy y el miércoles, aunque Ginés Fenoll entiende que en la celeridad de esta decisión judicial «podría existir algún partido político que quiere hacer daño. Pues nada, que cierren la planta y que Zapatero dé de comer a los 500 trabajadores directos e indirectos, temporales, autónomos y mecánicos que irían a la calle», advierte.

La situación afectaría directamente a los ayuntamientos de Fortuna y Abanilla, que no sólo tienen adjudicado el servicio de limpieza viaria a Colsur propiedad de Fenoll, sino que además cuentan con algunos vecinos en nómina de la empresa. Desde Proambiente no descartan convocar una a los medios para mostrar su «malestar». Por ahora, aseguran que «la planta trabaja con normalidad y mantenemos la solicitud del proyecto de ampliación».

Vía: La Verdad.es

También te puede interesar

Una juez de Cieza ordena el cierre cautelar del vertedero de Fenoll

Una resolución de un juzgado de Cieza obliga a cerrar de forma cautelar el vertedero...

El Ayuntamiento de Nerva abre la puerta al cierre definitivo del vertedero

El Ayuntamiento de Nerva aprobó ayer por unanimidad la propuesta de Alcaldía de...

Más voces contra la basura industrial

La oposición al vertedero de La Enmesnada llegó ayer al corazón de la ciudad...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.