Una juez de Cieza ordena el cierre cautelar del vertedero de Fenoll

Una resolución de un juzgado de Cieza obliga a cerrar de forma cautelar el vertedero de Proambiente, a caballo entre Abanilla y la localidad alicantina de La Murada. El juez dictamina, a través del fiscal de la Región de Murcia, que se decrete el cierre tras varias pesquisas llevadas a cabo por una denuncia por enterrar basura en unas parcelas junto a la propia ciudad de Cieza.

El dueño del vertedero, Ángel Fenoll, tiene un plazo de tres días para poder alegar el dictamen, por lo que mañana mismo deberá presentar un recurso a esta medida cautelar del ministerio fiscal, si quiere mantener en funcionamiento su planta de tratamiento. Si la medida cautelar se hiciera efectiva, cientos de toneladas de residuos de la Vega Baja se tendrían que desviar de forma provisional a otros vertederos.

En concreto, el juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 investiga el posible enterramiento de material sanitario, como los residuos de varios hospitales. Estas pesquisas se inciaron hace unos meses y ahora se libra oficio a la Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad con el fin de averiguar si se ha producido otras afecciones en la Sierra de Abanilla, que está incluida en la Red Natura 2000 como Lugar de Interés Comunitario (LIC).

Ángel Fenoll ya se encontraba investigado por un delito contra el medio ambiente al enterrar basura cerca de su planta en Abanilla, en la denominada Operación Subterráneo. La Guardia Civil llegó a encontrar restos de residuos enterrados a más de diez metros de profundidad. Los vertidos, en una plantación de limoneros, eran tapados con maquinaria pesada.

Vía: laverdad.es


Ecologistas afirman que no se puede renovar la autorización ambiental a Ence ‘según la ley’

La Asociación pola Defensa da Ría (APDR) de Pontevedra asegura que la Xunta no le puede renovar a Ence la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que obtuvo hace tres años. Así, el colectivo ecologista critica que los directivos de la fábrica faltan a la verdad por haber afirmado que cumple toda la legislación ambiental.

El principal argumento de la APDR para rechazar la renovación de ese permiso, tanto a Ence como a la empresa química Elnosa, es que su concesión supondría legitimar el incumplimiento de la legislación autonómica, estatal y europea en materia de vertidos.

La APDR denuncia que la actual AAI de Ence incumple la legislación en materia de vertidos al permitirle verter mercurio y cadmio a la ría, metales pesados cuya presencia está prohibida por la Lei de Augas de Galicia. La única excepción se daría si el vertido fuera motivado por el arrastre de esos materiales contenidos en las materias primas, una circunstancia que no se cumple en el caso de Ence.

La AAI que fija la Xunta «permite contaminar por encima de lo que marca la legislación». Así, desde la APDR mantienen que los resultados ambientales presentados por Ence para optar a la renovación son «muy superiores» a los fijados en un Real Decreto de 1996 que adecúa la normativa española a la europea en materia de aguas residuales urbanas.

La APDR también cuestiona el compromiso de los directivos de la fábrica pastera de eliminar el impacto oloroso en el plazo de dos años, puesto que «ya perdimos la cuenta de las veces que hicieron promesas semejantes».

APDR ha recogido ya casi 400 alegaciones individuales y colectivas contra la concesión de la AAI a la empresa pastera. Esta campaña organizada por el colectivo ambiental continuará hasta finales de julio, para proceder a la entrega de la documentación a principios del mes siguiente.

ENCEVía: EL MUNDO


La Fiscalía investigará el vertido contaminante a Las Tablas de Daimiel

El fiscal jefe de Ciudad Real ha remitido un escrito a la organización Ecologistas en Acción (EA) en el que comunica a esta organización que investigará el origen de la contaminación de Las Tablas de Daimiel que, según EA, podría provenir de vertidos de aguas residuales urbanas sin depurar, desde municipios como Villarrubia de los Ojos, Daimiel, Arenas de San Juan y Villarta de San Juan.

Según la fiscalía, de esta denuncia se puede desprender «la presunta comisión de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente».

EA presentó ante la Fiscalía de Ciudad Real y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, una denuncia para que se investigara las causas que habían provocado la entrada de agua contaminada en el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

Los ecologistas denunciaron los hechos después de que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) hubiera alertado de los graves problemas de contaminación que sufría este humedal.

La contaminación del agua del parque nacional ha afectado, según el CSIC, a gran parte de la flora, la vegetación y la biomasa de las comunidades acuáticas del espacio protegido que forma parte de la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda y está considerado humedal Ramsar.

Tablas de DaimielVía: EFEVerde


Una planta de residuos causa vertidos de purines y plagas de moscas en Picassent

La Consellería de Medio Ambiente ha abierto dos expedientes a la empresa de reciclaje en los últimos tres años por ampliar la actividad en seis parcelas sin autorización y por una infracción contra la Ley de Prevención y Control Integrados de la Contaminación.

La planta de biogás se enfrenta a una sanción de 30.000 euros tras haber incumplido las medidas provisionales contempladas en el primer expediente. Los técnicos de Medio Ambiente instaron al gerente de la empresa a restaurar el daño causado, cesar la actividad en las parcelas afectadas y trasladar los residuos a un gestor autorizado.

Mientras se resuelven los expedientes sancionadores, las quejas arrecian por parte de los agricultores y vecinos de la partida de Devadillo. Los hedores, las plagas de moscas y los vertidos de purines que presumiblemente proceden de la planta han llevado a algunos afectados a plantearse la posibilidad de presentar una denuncia en el juzgado de guardia.

Otra irregularidad que motivó una discusión entre un agricultor y los trabajadores de la planta fue la falta de vallado en una balsa.

Ante los expedientes de Medio Ambiente y las quejas de los vecinos y agricultores, fuentes de la empresa Tramave señalaron que la planta tiene todas las autorizaciones necesarias para tratar residuos desde 2006, así como informes favorables de la Conselleria y de los servicios técnicos municipales para la ampliación de su actividad.

La asociación de vecinos de la Pinada de Niñerola se opone a la ampliación de la planta y presentó alegaciones por el impacto paisajístico, los vertidos de residuos en un camino de la partida de Devadillo y la cercanía de varios núcleos de población consolidada, así como del parque natural del Clot de les Tortugues.

Un montaña de residuos en la planta de biogas de Picassent. :: LP

Vía: lasprovincias.es


La basura de A Coruña se entierra sin reciclar por la huelga de Nostián, según los convocantes

El comité de empresa de la concesionaria de la recogida y el tratamiento de la basura en A Coruña, Albada, denunció ayer que los desperdicios orgánicos e inorgánicos acumulados en la planta de compostaje de Nostián están saliendo en camiones, mezclados y sin tratar, al vertedero de Sobrado debido a la huelga que iniciaron el domingo. Los trabajadores exigen la reincorporación de un sindicalista despedido. El alcalde, Carlos Negreira, cree que el conflicto “es fácilmente solventable”.

La jornada de huelga de ayer estuvo salpicada de incidentes, como pequeños incendios provocados por bengalas. Además la dirección de Albada presentó una denuncia por la “retención” de su gerente cuando salía de las instalaciones.

Vía: Xornal.com


Una denuncia pone en tela de juicio el reciclaje en el complejo medioambiental Sur de Europa

Varios vecinos de Los Barrios han denunciado negligencias en el tratamiento llevado a cabo en el complejo medioambiental Sur de Europa, al asegurar que no se realiza de forma adecuada la separación de residuos reciclables en la planta.

La denuncia apunta a que los camiones de la empresa Urbaser, que gestiona la planta, tiran residuos sin reciclar, entre los que se encuentran plásticos y otros materiales reciclables, a una superficie habilitada en el complejo para luego taparlos con arena.

Estas superficies, que reciben la denominación de balsas, están habilitadas para recibir residuos no reciclables, conocidos como rechazo. Sin embargo, la denuncia vecinal pone el acento en el hecho de que los camiones vierten directamente a la misma todo tipo de residuos.

A esta planta son trasportados todos los residuos de la retirada de basura orgánica de los siete municipios de la comarca, además de los de Gibraltar, y en sus instalaciones se lleva a cabo el reciclaje en base a la separación de tipos de residuos.

La institución responsable del tratamiento comarcal de los residuos es la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, aunque es la empresa Urbaser la que se encarga de gestionar la planta.

Desde la Mancomunidad expresaron ayer su cautela a la hora de valorar la denuncia, aunque pusieron de relieve el grave daño social que puede suponer en los ciudadanos a la hora de dejar de hacer la separación de residuos en la basura doméstica.

Según el ente comarcal existen tres supuestos por los cuales la basura es tirada directamente a la citada balsa.

El primero de ellos, de carácter ordinario, es el rechazo. Como tal se entienden todos los residuos que, una vez pasan por el complejo medioambiental, no son aptos para su recuperación. Se incluyen también los residuos que no da tiempo a separar manualmente en las cintas transportadoras, ya que los operarios reciclan al ritmo de la maquinaria, supuesto que está acreditado y autorizado por la Junta de Andalucía.

Otro de los supuestos son los voluminosos, tal como también establece y autoriza la Junta.

Finalmente, se vierten también a las balsas, con carácter extraordinario, cuando se produce alguna avería en cualquiera de los componentes de la planta.

Vía: andaluciainformacion.es


Una capa negra de hidrocarburos cubre la desembocadura del río Francolí

Un importante vertido de hidrocarburo que podría llegar a los 100.000 litros inunda la desembocadura del río Francolí, junto al puerto de Tarragona, y ha cubierto toda el área con una densa capa negra que afecta al agua, roca y vegetación. También se han localizado, según denuncia la organización ecologista Mediterrànea, peces muertos y se nota un fuerte olor a fuel en cientos de metros.

Los ecologistas consideran el vertido de «extrema gravedad», más si cabe porque se ha producido en el periodo de cría de varias especies de aves que anidan habitualmente en la ribera del Francolí.

De momento se desconoce el origen del vertido, pero todo apunta a los trabajos de renovación que está realizando Repsol en el ‘rack’ de transporte de hidrocarburos que va desde la terminal del puerto de Tarragona hasta la refinería del polígono norte de la capital.

contaminacion rio francoliVía: EL MUNDO


Mancomunidad arroja sin reciclar residuos a una balsa de almacenaje permanente

Varios vecinos de Los Barrios han denunciado negligencias en el tratamiento llevado a cabo en el complejo medioambiental Sur de Europa, al asegurar que no se realiza de forma adecuada la separación de residuos reciclables en la planta.

La denuncia apunta a que los camiones de la empresa Urbaser, que gestiona la planta, tiran residuos sin reciclar, entre los que se encuentran plásticos y otros materiales reciclables, a una superficie habilitada en el complejo para luego taparlos con arena.

Estas superficies, que reciben la denominación de balsas, están habilitadas para recibir residuos no reciclables, conocidos como rechazo. Sin embargo, la denuncia vecinal pone el acento en el hecho de que los camiones vierten directamente a la misma todo tipo de residuos.

Desde la Mancomunidad expresaron ayer su cautela a la hora de valorar la denuncia, aunque pusieron de relieve el grave daño social que puede suponer en los ciudadanos a la hora de dejar de hacer la separación de residuos en la basura doméstica.

En relación a los hechos denunciados, el ente comarcal explicó ayer que existen tres supuestos por los cuales la basura es tirada directamente a la citada balsa. El primero de ellos, de carácter ordinario, es el rechazo. Como tal se entienden todos los residuos que, una vez pasan por el complejo medioambiental, no son aptos para su recuperación. En dicho supuesto se incluyen también los residuos que no da tiempo a separar manualmente en las cintas transportadoras, ya que los operarios reciclan al ritmo de la maquinaria, supuesto que está acreditado y autorizado por la Junta de Andalucía. Otro de los supuestos son los voluminosos, tal como también establece y autoriza la Junta. Finalmente, se vierten también a las balsas, con carácter extraordinario, cuando se produce alguna avería en cualquiera de los componentes de la planta.

Un camión vierte residuos · Autor: VCG

Vía: andaluciainformacion.es


13 años de irregularidades sin expediente municipal

Contra la mercantil que gestiona el tratamiento y eliminación de los residuos sólidos urbanos en Calp nunca se ha abierto ningún expediente municipal que informe de irregularidades en los 13 años de contrata. Y eso que se ha pesado a ojo, se ha llegado a no pesar o la basura se acumula a montañas. Por ello, Colsur S.L sigue trabajando para llevarse, cada día, la basura de Calp. Pese a que su propietario, Ángel Fenoll, esté imputado junto a el exalcalde Javier Morató, dos técnicos municipales y tres exconcejales, entre otros, por tráfico de influencias, prevaricación y cohecho por esta adjudicación.

Mientras el Juzgado de Instrucción de Dénia investiga la trama calpina por presuntas irregularidades desde la adjudicación de la planta hasta la manipulación posterior de los pesajes «que llegaría hasta nuestros días», según sospecha la Policía, el ayuntamiento sigue teniendo como adjudicataria de la concesión a la mercantil, y aún le quedan 12 años más. La planta se encuentra sin luz eléctrica, no funciona la báscula del pesaje y se acumulan los enseres y restos de poda a montañas porque la mercantil se niega a llevárselos a su vertedero.

Vía: levante-emv.com


Crece un basural clandestino detrás del Cerro de la Gloria

Un nuevo basural crece a espaldas del Cerro de la Gloria, muy cerca del teatro griego Frank Romero Day. A pesar de que sólo hay autorización municipal para verter escombros allí, abundan los residuos domésticos.

Este paisaje agreste al pie de los cerros, que suele ser recorrido por senderistas y ciclistas, se ve cubierto de bolsas de residuos desde muchos metros antes. Hasta el momento, personal de Higiene y Saneamiento de la Municipalidad de Capital no ha podido identificar quiénes son los responsables, a pesar de las reiteradas quejas de los vecinos.

El basural se encuentra a pocos metros del barrio «Los Quince» y en las cercanías viven varias familias dispersas, quienes se ven obligadas a convivir con este panorama.

Pero aquel basural no es el único de la zona: por los barrios y toda la región se pueden encontrar varias concentraciones de residuos.

Vecinos de la zona reclaman mayor control de los autos que ingresan a este sector y acciones concretas para modificar los malos habitos de algunos pobladores. (Orlando Pelichoti / Los Andes)

Vía: losandes.com.ar