Cada cordobés tira 3 kilos de basura electrónica al año

Se calcula que en la ciudad de Córdoba (Argentina), cada habitante genera tres kilos o más de residuos de aparatos eléctricos o electrónicos (RAEE) al año y, según estimaciones de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), una familia tipo de clase media desecha una computadora en ese lapso.

Mercurio, plomo, cadmio y fósforo son algunos de los elementos que representan un serio riesgo ambiental y la razón por la cual estos residuos no se deben desechar como cualquier cosa que tiramos al tacho.

Hace semanas, Crese lanzó el primer sistema de recolección domiciliaria de esa basura. La iniciativa es buena, pero apenas un primer paso para lidiar con un problema enorme, ya que se trata de un servicio muy acotado para un universo de pilas de toneladas de residuos que esperan y que se siguen multiplicando: estimaciones del sector privado, (cámaras empresariales y consultoras) con datos del Indec, aplicables a la situación cordobesa, indican que el 85% de los RAEE están almacenados por sus generadores a la espera de tener dónde tirarlos (desde hogares particulares a empresas).

En la empresa municipal se habla poco de proyectos de reutilización o reciclaje para disminuir el volumen que terminará enterrado o destruido. Esto contrasta con las posibilidades que se explotan en otros lugares del mundo, y con la labor que realiza la propia Facultad de Ciencias Exactas de la UNC.

En la cadena de reciclaje, los RAEE tienen valor comercial ya que sus componentes poseen metales preciosos, como el oro, demandados en el mercado internacional. Además, los residuos electrónicos pueden reutilizarse y reensamblar con fines solidarios: esto hace la UNC, hasta el servicio de Crese el único ámbito que recibía material de esta clase y con el que, sin embargo, la empresa esta tal aún no articuló acciones.

Lo que levante Crese será llevado a la Taym (firma autorizada a tratar residuos peligrosos) para su disposición final. El material riesgoso será seleccionado y acondicionado en bloques de cemento, y luego irá a celdas de seguridad.

Vía: La Voz Ciudadanos

 


El edificio Embarcadero acoge un taller para reciclar la basura tecnológica

El edificio Embarcadero de Cáceres acoge este miércoles, día 22, un taller de reciclaje que reutilizará la basura tecnológica y que lleva por título ‘Robocicla’. La actividad será la última del espacio Deco-Tecnológico que se ha construido en la plaza frontal del edificio. 

El espacio Deco-Tecnológico ha supuesto la recualificación del espacio público mediante la construcción de un graderío que actúa de elemento de concienciación social sobre el consumo y desecho de elementos tecnológicos producto de la sociedad digital actual.

Este espacio se ha ganado a la ciudadanía para su uso y disfrute, y en breve se cubrirá de césped y se plantarán árboles en su perímetro como un símbolo más de la conciencia mediambiental que Embarcadero pretende difundir.

En cuanto al taller denominado ‘Robocila’ cabe destacar que se desarrollará este miércoles, día 22, de 19,00 a 21,00 horas y en él se trabajará con el reciclaje de la basura tecnológica que los cacereños han recogido desde el mes de abril mediante una actividad creativa y lúdica.

Correrá a cargo de Robocicla, que es un proyecto que nace en Extremadura como una herramienta de arte y creación, con un claro enfoque pedagógico, que de forma creativa y constructiva promueve el reciclaje, la cultura libre y el conocimiento compartido.

Vía: Extremadura al dia


Nuevos procesos para la clasificación y gestión automática de residuos electrónicos

La ingeniería Inkoa Sistemas lidera el Proyecto Europeo e-AIMS, enmarcado en la segunda convocatoria del Programa Eco-Innovation de la Comisión Europea, cuyo objetivo es proveer a las empresas gestoras de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos con procesos optimizados de separación, recuperación y valorización de los mismos.

Al final de su vida útil, los aparatos eléctricos y electrónicos deben ser tratados a través de procesos que ofrezcan garantías para recuperar los componentes reutilizables y tratar adecuadamente las sustancias potencialmente peligrosas.

Mediante sistemas innovadores de reciclaje y recuperación, en la actualidad el 80% de los RAEEs son devueltos al mercado en forma de hierro, cobre, aluminio o zinc. El resto, incluyendo los plásticos, por el momento no pueden ser recuperados en su totalidad, aunque existen diversos proyectos industriales con el objetivo de lograr escenarios de “Cero Residuos”.

A pesar del gran esfuerzo realizado con el fin de conseguir un tratamiento adecuado y
optimizado de los RAEEs, los sistemas de gestión se enfrentan al problema de no tener a
su disposición la información adecuada sobre la composición de los aparatos ni sobre los
procesos óptimos para el desmontaje manual de los equipos.

El Proyecto e-AIMS, dirigido por Inkoa y en colaboración con Indumetal Recycling, Fraunhofer Institute for Material Flow and Logistics IML (Alemania) and Electro Coord Magyarország Nonprofit Kft. (Hungría) tiene por objeto demostrar la viabilidad técnica y económica a través de experiencias de demostración a gran escala (planta piloto) de una innovadora metodología de clasificación y gestión automatizada de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

La metodología propuesta, apoyada en sistemas de automatización, aplicaciones software y sistemas RFID, permitirá llevar a cabo la clasificación automática y la gestión individualizada de los RAEES de acuerdo a un conjunto de datos integrados a través de identificadores RFID en el propio equipo (datos sobre los fabricantes, las sustancias peligrosas, los materiales y componentes, y las instrucciones para el desmontaje de los equipos) y los
criterios previamente establecidos por los agentes gestores de RAEEs.

Los principales beneficios derivados de la aplicación de estas metodologías y tecnologías será el cumplimiento con la Directiva Comunitaria 2002/96/CE, que establece unos objetivos ambiciosos para la recogida, reciclado, reutilización y recuperación.

El proyecto e-AIMS ha sido aprobado en la segunda convocatoria del programa europeo Eco-Innovation 2008 – 2013, programa cuyo objetivo consiste en potenciar la posición medioambiental y competitiva de Europa apoyando soluciones innovadoras que protejan el medioambiente. Para ello, el programa Eco-Innovation busca apoyar las primeras aplicaciones y la entrada en el mercado de tecnologías y prácticas innovadoras.

Vía: e-AIMS


El 70% de los frigoríficos no se recicla y produce un grave daño ambiental

Las plantas autorizadas para la gestión de residuos de aparatos con gases refrigerantes, frigoríficos y congeladores, han advertido del grave daño medioambiental que está produciendo el incumplimiento de la normativa vigente, ya que entre el 70 y el 85 por ciento de estos aparatos desechados en Castilla y León no se recicla correctamente.

En Castilla y León sólo existen dos plantas autorizadas para gestionar todo tipo de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, Induraes en Osorno (Palencia) y Reciclalia en La Bañeza (León), que deberían ser el destino de todos los frigoríficos, congeladores y aparatos de aire acondicionado. Estas dos plantas solamente en 2010 han tratado 20.000 unidades de aparatos de refrigeración de las 133.000 producidas, lo que representa tan solo el 15 por ciento del total.

La gestión de RAEES se paga con la compra de cada aparato, que incluye una tasa destinada a su reciclaje, que recauda el fabricante o el distribuidor y que no cumple su destino.

Vía: EFE verde


Cinco fundaciones reciclarán residuos de 9.000 tiendas de electrodomésticos

La Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE) ha firmado un acuerdo de colaboración con 5 fundaciones medioambientales para la recogida y gestión de residuos electrónicos de los 9.000 establecimientos de esta organización.Las fundaciones Ecopilas, Ecoasimelec, Ecofimática, Tragamóvil y Ecotic, que gestionan la recogida y procesamiento de pilas y de diferentes aparatos electrónicos, procesarán unos 200.000 kilos de residuos al año de estas tiendas.

El convenio firmado tiene una vigencia de tres años, prorrogables anualmente, y contempla un sistema de seguimiento y control constantes de las actividades de reciclaje.

Asimismo, prevé una campaña de información a los clientes sobre la conveniencia de la recogida selectiva de baterías y aparatos electrónicos después de su vida útil, ya que estos residuos pueden causar problemas medioambientales y, por otro lado, pueden ser reutilizados y disminuir el consumo de materias primas, explicaron.

Este acuerdo pretende facilitar que los establecimientos de distribución de FECE cumplan con las obligaciones legales de retirada de pilas usadas y de residuos de aparatos, según las organizaciones firmantes.

Vía: Expansión.com


Proyecto Ecovitrum ejemplo de buenas prácticas para la eficiencia de los recursos en la Semana Verde Europea 2011

La Diputación de Valencia, la Fundación Eco-raees y la Fundación Comunidad Valenciana Región Europea, socios del proyecto ecovitrum, presentaron en Bruselas una iniciativa innovadora y pionera en Europa, capaz de transformar televisores y monitores en desuso en recursos de gran calidad.

Con esta iniciativa se busca darle una segunda oportunidad a residuos eléctricos y electrónicos de televisores y pantallas de ordenador, transformando estos productos en materiales de construcción. Este proyecto permitirá la puesta en funcionamiento en la Comunidad Valenciana de una planta de tratamiento de residuos eléctricos y electrónicos única en Europa, capaz de transformar los diferentes vidrios de los televisores y monitores  retirados, en materias primas de primera calidad para la industria de los materiales de la construcción.

Tras analizar el funcionamiento de puntos limpios de tanto en España como en Europa, se ha diseñado y puesto en funcionamiento un contenedor piloto que optimizará el almacenamiento de los equipos obsoletos minimizando sus roturas y maximizando su reciclaje. También se ha desarrollado un código de buenas practicas para la gestión de TRC en puntos limpios.

El proyecto Ecovitrum ha levantado gran expectación dentro de la semana verde europea, dado que hace frente a una

Vía: Proyecto Ecovitrum – Diputación de Valencia


La fiscalía investiga un fraude masivo en el reciclaje de aparatos electrónicos

Al comprar cualquier aparato que tenga un cable o una pila, los consumidores pagan un canon para financiar su reciclaje y que los metales pesados que lleva no contaminen. Sin embargo, seis años después de la entrada en vigor del decreto que regula el sistema y pese a que los consumidores pagan al año unos 360 millones de euros, las plantas de tratamiento de residuos están casi vacías: la gran mayoría de los aparatos acaban en chatarreros ilegales o exportados a países en desarrollo como productos de segunda mano.

En 2009 se pusieron en el mercado 702.000 toneladas de productos electrónicos y eléctricos, pero ese año sólo se trataron 124.987, según el Ministerio de Medio Ambiente. El sector del reciclaje denuncia que hay transportistas, comerciantes y hasta Ayuntamientos en tratos con chatarreras, que pagan más que las plantas de tratamiento, ya que sus costes son menores. Incluso aparatos depositados en el punto limpio pueden acabar en un chatarrero e incluso hay quien critica que alguna planta de tratamiento no trata lo que le llega.

Hay exportaciones a países en desarrollo, generalmente camufladas como aparatos de segunda mano, ya que está prohibido exportar residuos peligrosos. Medio Ambiente asegura que es problema de toda la UE. «Exportan a Vietnam, China, África…

Desde la creación de la fiscalía coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo, en 2006, han crecido las condenas en esta materia.

Residuos electronicos en la planta acreditada de tratamiento de Campo Real (Madrid).- ALVARO GARCIA

Vía: EL PAÍS.com


La ONU pide a los ciudadanos que dejen de almacenar como teléfonos móviles antiguos y otros dispositivos para poder reciclar metales escasos

Unos 200 niños han muerto desde el comienzo de 2010 en el estado de Zam-fara, en el norte de Nigeria, por una intoxicación masiva por plomo vinculada a las actividades mineras. Hay otros 18.000 afectados, con elevadas concentraciones de plomo en sangre, convulsiones y trastornos en el desarrollo neurológico en el caso de los más pequeños.

En los cajones de nuestras casas, hay termómetros, calculadoras con placas solares, cargadores de móvil, cables USB, ordenadores portátiles viejos, bombillas LED de Navidad y un sinfín de objetos que, probablemente, acabarán en la basura. Cientos de miles de mineros se juegan la vida en todo el mundo para obtener los metales que acaban en los vertederos o se almacenan sin sentido en los armarios. En los dispositivos LED y en las células solares hay galio y selenio. En algunas guitarras eléctricas, germanio. En gafas de sol y bisutería, erbio, que también aparece en los cables de fibra óptica. En las baterías de los móviles, litio. Y así continúa una lista interminable.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) alertó ayer de que las tasas de reciclaje de muchos de estos metales son descorazonadoras. La desidia en el reciclaje en todo el mundo es especialmente frustrante, según el organismo de la ONU, porque los metales, al contrario que otros materiales, son reciclables indefinidamente casi al 100%.

Según las estimaciones aireadas por el organismo de la ONU, reciclar metales requiere entre dos y diez veces menos energía que ir a buscarlos a la mina. Sólo la extracción de estos elementos de la tierra devora el 7% de la energía consumida en el mundo, desbocando las emisiones de CO2 responsables del calentamiento global, según el PNUMA.

El informe ha estudiado 60 metales, prácticamente todos los que aparecen en la tabla periódica de los elementos. Y sus conclusiones son desalentadoras. En más de la mitad de los metales estudiados, 34, los porcentajes que se reaprovechan están por debajo del 1%. En este grupo de metales olvidados están todos los mencionados anteriormente, incluido el omnipresente litio de las baterías de los teléfonos móviles. Muchos de ellos son fundamentales para el desarrollo de las energías limpias, ya que se emplean en las baterías de los coches híbridos y en las turbinas de los aerogeneradores.

Los expertos recomiendan estimular la gestión de los residuos en los países en desarrollo y acabar con el acaparamiento en casa de teléfonos móviles viejos y otros dispositivos electrónicos fuera de uso.

Vía: Público.es


El desconocimiento de las empresas frena la gestión de residuos eléctricos

La directora de la Fundación Recicla Canarias, Carlota Cruz, ha afirmado que cada vez más empresas cumplen con la normativa de gestión de este tipo de restos, aunque lamenta que muchas por desconocimiento los gestionan de forma incorrecta.

Los cauces incorrectos van desde los negocios que ofrecen algo de dinero a cambio de los aparatos viejos, como los chatarreros, hasta otras empresas que por el desconocimiento de los componentes de los residuos los tiran a los contenedores, sobre todo los aparatos de pequeñas dimensiones, añadió.

Las empresas no se dan cuenta de que este tipo de residuos requieren un proceso de recogida selectiva y explica que lo que pretende la fundación es concienciar a la ciudadanía y a las empresas para que gestionen correctamente sus residuos.

Otra aspecto importante es el desconocimiento de los usuarios de la obligación que tiene el distribuidor que vende un nuevo aparato de retirar el antiguo, lo que provoca que en muchas ocasiones queden aparatos amontonados aparatos que podrían ser reciclados.

Vía: ABC


NH Hoteles instalará contenedores para residuos electrónicos en sus 174 establecimientos en España

La Fundación ECO-RAEE’s y NH Hoteles han firmado un convenio de colaboración para la implantación de contenedores de recogida de RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) en los 174 establecimientos que la cadena hotelera cuenta en España.

La Fundación facilitará a NH Hoteles contenedores compactos con varios compartimentos para depositar distintos tipos de residuos como bombillas, fluorescentes, pilas, móviles y pequeños electrodomésticos.

La instalación de los citados contenedores se encuadra dentro de las campañas de concienciación medioambiental que NH Hoteles lleva desarrollando en los últimos años para sus empleados y que han tenido una gran acogida por parte de la plantilla, según ha destacado la cadena.

Imagen del nuevo contenedor.

Vía: NexoHotel.com