¿Pagaría 25 céntimos más por cada envase (aunque después le devuelvan el dinero)?

El Congreso de los Diputados está apunto de aprobar la nueva Ley de Residuos. Una de las principales novedades de la norma es la posibilidad de que se pueda poner en marcha un sistema de depósito de envases, como el que funcionaba con las botellas retornables en los años 80: se paga una fianza al comprar un envase y el establecimiento devuelve el dinero cuando se le entrega vacío. Eso sí para poder hacerlo se tendría que demostrar la viabilidad económica del sistema.

Tras su reciente aprobación en el Senado, el representante del Ministerio confía en que la nueva ley estará aprobada por el Congreso de los Diputados antes de agosto. Según él mismo, los objetivos son la prevención e invertir la tendencia actual de aumento en la generación de residuos y, además, evitar que un porcentaje todavía elevado de residuos vaya a vertedero.

La aprobación de la ley no quiere decir que se vaya a poner en marcha de forma inmediata el sistema de depósito de envases. Sin embargo, que el texto contemple la posibilidad de instaurarlo (en caso de que se demuestre la «viabilidad técnica, ambiental y económica para España») ya ha generado un encendido debate entre consumidores, comerciantes, administraciones y gestores de residuos.

En total, España genera cada año 400 millones de toneladas de residuos, incluyendo los ganaderos, industriales y mineros. De ellos, el 6% corresponde a residuos sólidos urbanos, es decir, unas 24 millones de toneladas. Y de esos 24 millones de toneladas, 19 corresponden a residuos orgánicos y 5 millones a envases domésticos e industriales. En 2010 se reciclaron 1,2 millones de toneladas de residuos, el 65,9% del total, dos de cada tres envases se reciclan en España, según Ecoembes.

Sin embargo, el director de la asociación Retorna y ex director de la Agencia Europea de Medio Ambiente, Domingo Jiménez Beltrán, cree que las cifras no se ajustan a la realidad. En términos globales, los ecologistas estiman que el porcentaje de vidrio reciclado es del 53% frente al 60% oficial, el de plástico un 19,6% frente al 26%, el de papel y cartón un 52% frente al 73,7%, y el de metales un 48% frente al 67%, entre otros.

No obstante, el presidente de Retorna si se muestra muy favorable al sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR), que se propuso desde la organización que él preside. En cambio, el presidente de la Unión de Consumidores de España (UCE), José Ángel Oliván, ha criticado que los consumidores no están bien informados por ninguno de los dos sistemas y que el SDDR supondría un canon ecológico de 25 céntimos por envase, que castiga de antemano y sólo se devuelve «si el ciudadano se porta bien».

Domingo Jiménez Beltrán asegura que con este sistema «se puede llegar al objetivo de residuo cero». Este sistema ya funciona desde hace años en otros países como Dinamarca, pero, según Jiménez Beltrán, para su implantación en España hace falta un cambio de postura y mentalidad. «Hablamos de un cambio radical en la recogida de basuras que podría aumentar en 600.000 toneladas más la cantidad que se recoge en la actualidad y llevar la tasa de reciclado del 15% al 80%».

Vía: EL MUNDO


Ecologistas piden a Bruselas que investigue los datos de reciclaje de envases de España

Diversas entidades ecologistas han elevado este miércoles una queja ante el comisario de la Unión Europea (UE) de Medio Ambiente para que investigue las «graves irregularidades» que, a su entender, existen en los datos que presenta España anualmente relativos al reciclaje de envases.

La queja se basa en que dichos datos son recopilados por las entidades que se encargan de la recogida selectiva de residuos, Ecoembes en el caso de los envases y Ecovidrio para el cristal, y estas cifras no se pueden contrastar y las administraciones responsables «no disponen de información suficiente».

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Ecologistas de Cataluña, Fundación Global Nature, GOB y Greenpeace aseguran que existen «importantes irregularidades» en la declaración de las toneladas que se reciclan, lo que se podría considerar como un fraude.

 De hecho, estas entidades precisan que los propios envasadores asumen un fraude en la declaración que ronda el 10% porque no contabilizan los envases importados en las cifras de producción, y además que los materiales recogidos en los contenedores contienen materiales impropios que deberían ser descontados.

En términos globales, los ecologistas estiman que el porcentaje de vidrio reciclado es del 53% frente al 60% oficial, el de plástico un 19,6% frente al 26%, el de papel y cartón un 52% frente al 73,7%, y el de metales un 48% frente al 67%, entre otros.

Vía: europapress.es


El Ayuntamiento lanza una campaña de concienciación sobre el reciclaje

El área municipal de Medio Ambiente de El Puerto de Santa María, ha puesto en marcha una campaña de concienciación ciudadana para fomentar el uso de los contenedores amarillos, destinados a la recogida de envases ligeros. La campaña, bajo el título de ‘Ficha por el amarillo’, pretende mejorar los resultados del reciclaje de este tipo de envases, muy utilizados en el ámbito doméstico.

Desde los años 90 el Ayuntamiento viene realizando acciones informativas y de concienciación para conseguir una mayor colaboración de los ciudadanos en la recogida selectiva. Ya que para que funcione el sistema de forma eficiente es fundamental la participación de los vecinos y todavía existen muchos malentendidos porque muchos ciudadanos no saben bien qué echar en este contenedor.

En 2010 se recogieron en El Puerto de Santa María 849.090 kilos de residuos de envases que se depositaron en el contenedor amarillo, una cifra bastante positiva en comparación con las alcanzadas en otras localidades de la Bahía de Cádiz.

La campaña ahora en marcha iba a tener su plato fuerte ayer domingo en la playa de Valdelagrana, pero la actividad tuvo que ser anulada debido al fuerte viento, por lo que se desarrollará en próximas fechas.

Con esta campaña, que incluye actividades en parques , encuestas y visitas al Centro de Recepción y Reciclaje (CRR), se pretende mejorar el sistema de recogida selectiva de basuras domésticas, incrementar el nivel de concienciación de la ciudadanía y aumentar su implicación en el reciclaje.

Vía: diariodecadiz.es


Nueve de cada 10 españoles desean un sistema más sostenible para la gestión de los envases de bebidas

Según una encuesta realizada por la Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU), nueve de cada 10 españoles “adoptarían o colaborarían” con el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) de envases de bebidas.

Los entrevistados fueron informados de lo que es el Sistema de Depósito de envases: “Un sistema en el que los consumidores pagan 25 céntimos al comprar un envase que contenga bebidas. El dinero del depósito se recupera íntegramente al devolver el envase en cualquier comercio que venda bebidas y los comercios lo clasifican y lo entregan para su reciclado”.

Puede destacarse, además, que un 62% de los entrevistados considera que las ventajas del nuevo sistema superan a los inconvenientes. Un 24% cree que ventajas e inconvenientes tienen un peso similar. Sólo el 9,4% considera que los inconvenientes superan a las ventajas.

De hecho, la importancia otorgada a las ventajas y beneficios del SDDR es muy elevada. En una valoración del 1 al 10, los entrevistados valoran este sistema por encima de ocho puntos por “la reducción de basuras en los espacios públicos” (8,4), “reducción de emisiones de CO2” (8,4), “reducción de la cantidad de basura en general” (8,3), “ahorro de energía y materiales en la fabricación de envases” (8,3), “concienciar y estimular a la gente para que se preocupe más por reciclar” (8,3), “reducir la cantidad de basura que va a los vertederos o que se incinera” (8,2) y, finalmente, “creación de puestos de trabajo” (8,1).

Los ciudadanos también han sido consultados sobre qué importe debe ser el más adecuado para el depósito de los envases. Según las respuestas, la media se situaría entorno los 16 céntimos de euro.

Los encuestados han respondido también a un interrogante fundamental: la valoración que tienen sobre el actual Sistema Integrado de Gestión (SIG) y el futuro SDDR. En una valoración del 1 al 10, los encuestados han puntuado al SIG con un 6,5, y al SDDR con un 7,7. Los más jóvenes, entre 18 y 24 años sitúan esa nota más alta: un 8,1.

Pese a que la población española no conoce el SDDR, el sistema  se lleva un notable alto cuando son preguntados si es un mejor sistema que el actual. Para un 79% “contribuye mejor a mantener el entorno limpio”; otro 76% considera que “ahorra más energía y materiales en la fabricación de envases”; un 74% cree que “conciencia y estimula más para que los ciudadanos se comprometan con el reciclaje y la reutilización”; y finalmente, un 57% valora mejor “el ahorro que se produce en el tratamiento de los envases”.

Vía: Retorna


Investigan el uso de residuos de la industria aceitera y proteínas de soja para fabricar envases ecológicos

Investigadores del Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos (CIDCA) estudian la formación y caracterización de materiales biodegradables a partir de proteínas de soja y del pellet residual de la industria aceitera como materias primas para hacer envases ecológicos.

En los últimos 30 años, la producción y el uso de plásticos en el mundo se incrementaron en gran medida debido a su conveniencia, seguridad y bajo precio. En la actualidad, el 41 por ciento de la producción total de plásticos es usado en la industria de envases. De ellos, el 47 por ciento es empleado para envases de alimentos. La mayoría de estos materiales no son degradables y, luego de ser usados, son arrojados al ambiente. Virtualmente eternos, su acumulación constituye un serio problema ambiental.

La investigación busca mejorar las debilidades que tienen los materiales en base a proteínas a través de la formación de materiales nanocompuestos. Para esto, los científicos manipulan la materia en una escala tan minúscula de átomos y moléculas, que logran fenómenos y propiedades totalmente nuevos.

Los científicos analizan la formación de estos materiales a partir de distintas tecnologías. Trabajan en conjunto con el INTI, que cuenta con la experiencia y equipamiento en procesamiento de polímeros sintéticos y naturales, mientras que en el CIDCA tienen las herramientas para estudiar los sistemas proteicos, la caracterización de los materiales y las posibles aplicaciones en el área de alimentos.

En esta línea, se busca desarrollar materiales poliméricos que no involucren el uso de componentes tóxicos en su manufactura y que puedan degradarse naturalmente en el ambiente. Los biomateriales son derivados de fuentes renovables agrícolas, como proteínas y polisacáridos que son los más abundantes y económicos, y se muestran como una gran alternativa para suplantar a los sintéticos en algunas aplicaciones, además de proveer de nuevos usos de mayor valor agregado para los productos agrícolas.

Desarrollan envases ecologicos con proteinas de soja (FOTO: Inofuniversidades).

Vía: DiCyT


Asociaciones de fabricantes de envases rechazan la posible implantación del sistema de depósito en España

La Asociación de Latas de Bebidas, Ecoacero, la Asociación Nacional de Fabricantes de Envases Vidrio (Anfevi) y la Asociación Nacional del Envase de Pet (ANEP), han rechazado de manera unánime el posible establecimiento de sistemas de depósito, devolución y retorno de envases usados (SDDR).

Han detallado que en otros países el SDDR se ha revelado como una iniciativa con claro origen comercial y relacionado con la restricción de la competencia o la protección de mercados e industrias locales.

Además, afirman que  los sistemas de depósito actualmente en vigor en algunos países europeos no han mejorado los resultados globales de reciclado.

Finalmente, han cuestionado la pretendida bondad medioambiental del sistema, ya que la necesidad de transporte adicional que generan los SDDR suponen mayor consumo de combustible y, por tanto, un incremento sensible de emisiones de CO2, algo inaceptable en las circunstancias actuales, y más cuando existen sistemas más baratos y medioambientalmente más eficientes.

Vía: ECOticias


Alcoy (Alicante) genera 273.520 kilos de residuos orgánicos, cartón y envases durante las Fiestas

Alcoy generó un total de 273.520 kilos entre residuos orgánicos, cartón y envases durante las pasadas Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy.

Según los datos facilitadosen esta Trilogía las brigadas recogieron 245.000 kilos de restos orgánicos, 12.540 kilos de cartón y otros 15.980 de envases. Según Medio Ambiente los restos orgánicos pesaron en 2010, 262.000 kilos (más que este año) y sin embargo se recogió menos cartón (10.098 kilos) y también fue más bajo el peso de los envases (15.532 kilos). No obstante, el cómputo general hace que en 2010 se reunió un 4,5% más de basuras, al llegar en total a 287.520 kilos.

Vía: informacion.es


La Confederación Española de Comercio alerta de las «graves» consecuencias de la Ley de Residuos y suelos contaminados

La Confederación Española de Comercio ha alertado de las «graves consecuencias» para los pequeños comerciantes de algunos de los puntos recogidos en el Proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados y, especialmente, el Sistema de Devolución, Depósito y Retorno de Envases (SDDR).

La organización critica el SDDR porque la implantación de este sistema de gestión de envases de un solo uso supondría para este sector soportar unos costes económicos superiores a 500 millones de euros anuales. Además, implicaría que los envasadores y/o importadores realizaran un depósito para cada envase de un solo uso que se pusieran en circulación. Así, los comerciantes pagarían a los productores al realizar sus pedidos el coste del producto más el depósito, y, por último, el consumidor tendría que pagar un depósito por el producto, que le sería reintegrado al devolver el envase en el comercio.

La citada Confederación apunta que el 90% de los establecimientos donde se venden productos incluidos en el SDDR no dispondrían ni de espacio suficiente ni recursos necesarios para equiparse con máquinas para la recogida de los envases, por lo que tendrían que gestionar la devolución de forma manual.

Por este motivo demandan que norma que afecte directamente a nuestros negocios sea previamente explicada y consensuada para evitar daños irreparables en un sector ya de por sí muy afectado por la actual situación económica del país.

Vía: Europapress.es