Europa da el ‘sí’ al nuevo cargador único de teléfonos móviles

Digital Europe, la mayor asociación europea de industrias de tecnología digital, ha presentado en Bruselas un prototipo del futuro cargador común de móviles, que se empezará a comercializar antes de finales de año gracias a un acuerdo entre catorce empresas del sector y la Comisión Europea.

La creación de un cargador único, en sustitución de los 30 modelos que existen actualmente en la UE, no sólo facilitará la vida a los usuarios de los teléfonos móviles sino que, además, ayudará a preservar el medioambiente al generar menos residuos, ya que cambiar de teléfono móvil no supondrá también comprar un nuevo cargador.

Según los cálculos de la Comisión, cada año se producen más de 51.000 toneladas de residuos a causa del proceso de renovación de teléfonos móviles.

Las empresas firmantes del acuerdo con la CE son Apple, Emblaze Mobile, Huawei Technologies, LGE, Motorola Mobility, NEC, Nokia, Qualcomm, Research In Motion (RIM), Samsung, Sony Ericsson, TCT Mobile (Alcatel), Texas Instruments y Atmel.

Vía: LA VANGUARDIA


La «resurrección» de los móviles

Cada cierto tiempo, la gente cambia de móvil y va almacenando en casa los antiguos. Para evitarlo, una posible solución es llevarlos a los puntos verdes para su reciclaje, o bien donarlos a alguna ONG que los recoja. Pero hay una alternativa que además beneficiará al bolsillo, venderlos a páginas web especializadas en comprar terminales que ya son algo antiguos, aunque también se pueden entregar los más modernos.

El funcionamiento de estas webs es muy sencillo, se introduce el modelo del móvil y le ponen un precio. Luego esos móviles son reparados y se intentan vender a países en desarrollo, como India o China.

Una vez que los móviles son recogidos, se clasifican en tres cajas:

– Móviles de alta gama (táctiles o de última generación)

– Móviles de gama más baja

– Móviles que no funcionan

En el caso de que los móviles funcionen se acondicionan para introducirlos en el mercado de segunda mano, que por lo general van a países en vías de desarrollo, como por ejemplo los de África.

Si la reparación es demasiado cara o el móvil está obsoleto, se desguaza por completo y se venden por separado sus componentes o se reciclan.

La venta de estos teléfonos antiguos es una forma indirecta de ayuda al desarrollo en países que se están intentando poner a la altura de los más modernos y además reportan un ingreso extra, que nunca viene mal en estos momentos de crisis. Además se está ayudando al medio ambiente al no tirarlo en cualquier basura, pues su reciclado, en estas empresas, es especializado y ayuda a conservar el entorno.

Vía: EL MUNDO.es


Envases que valen entradas de cine

En Pamplona, se ha instalado una máquina que, a cambio de depositar en ella botellas de plástico o latas de refresco, entrega puntos canjeables por entradas de cine. El sistema consiste en la deposición de una botella de plástico, de una lata o conserva… de tal forma que la máquina dispensa un tíquet, con un punto por cada recipiente. Noventa puntos podrán ser canjeados por una entrada en cualquier sala de cine y para cualquier sesión de la ciudad y la comarca, de lunes a viernes (sin incluir fines de semana y festivos). Aprovechando el espacio, también han adecuado un pequeño «punto limpio» donde se pueden depositar bricks, teléfonos móviles y pilas, aunque por estos no se entregan puntos.

Vía: diariodenavarra.es