reducir, reutilizar y reciclar

Compostaje

El compostaje se define como el proceso de descomposición biológica aeróbica de la materia orgánica, contenida en los residuos, en condiciones de temperatura, pH, aireación y humedad controladas, y que tiene como objeto su transformación en un producto orgánico utilizable para la mejora de suelos en agricultura.

formula proceso compostaje

  • OBJETIVOS:

Los objetivos generales del compostaje son:

- Reducir el volumen original de los residuos.
– Transformar la materia orgánica biodegradable en un producto biológicamente estable (compost), que puede ser usado como enmienda de suelos y como sustrato de plantas.
– Retener el máximo contenido de nutrientes (N, P, K).
– Destruir patógenos, huevos de insectos, semillas de malas hierbas…

  • MATERIALES COMPOSTABLES:

- Fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos.
– Lodos de digestión de tratamiento anaerobio de residuos sólidos urbanos.
– Lodos de depuradoras.
– Estiércoles.
– Restos vegetales procedentes de podas y siegas.
– Residuos agroindustriales (orujos, alpechines,…).

  • PROCESO DE FORMACIÓN:

Normalmente los residuos biodegradables contienen los microorganismos necesarios para su degradación. Si no fuera así se puede introducir una pequeña cantidad (1-5%) de residuos parcialmente descompuestos que actúan como inóculo.

Al atacar el material más biodegradable, el material que se composta se calienta rápidamente al principio, hasta llegar a un máximo. Después va disminuyendo la actividad microbiana y la pila comienza a enfriarse.

El proceso se desarrolla en cuatro fases:

1) Fase de descomposición, caracterizada por las elevadas temperaturas.

- Bacterias mesófilas: (20-55 ºC, óptimo 35 ºC)

La masa vegetal está a temperatura ambiente y los microorganismos mesófilos se multiplican rápidamente. Como consecuencia la actividad metabólica, la temperatura se eleva y se producen ácidos orgánicos que hacen bajar el pH.

- Bacterias termófilas: (45-75 ºC, óptimo 55 ºC)

Cuando se alcanza la temperatura de 40 ºC, los microorganismos termófilos actúan transformando el nitrógeno en amoníaco y el pH del medio se hace alcalino. A los 60 ºC estos microorganismos termófilos desaparecen y aparecen las bacterias esporógenas y actinomicetos. Estos microorganismos son los encargados de descomponer las ceras, proteínas y hemicelulosa.

2) Fase de enfriamiento, con temperaturas en descenso.

Cuando la temperatura es menor de 60 ºC, reaparecen los microorganismos termófilos que reinvaden el mantillo y descomponen la celulosa. Al bajar de 40 ºC los mesófilos también reinician su actividad y el pH del medio desciende ligeramente.

3) Fase de maduración

Es un periodo que requiere meses a temperatura ambiente (1-2 meses). Los hongos asimilan los compuestos carbonatados que no fueron degradados durante el compostaje y estabilizan más los nutrientes. Las pilas no se deben remover durante este periodo.

4) Fase de estabilización, en la que las temperaturas se asemejan a las ambientales.

Los volteos sirven para homogeneizar la mezcla y su temperatura, a fin de eliminar el excesivo calor, controlar la humedad y aumentar la porosidad de la pila para mejorar la ventilación. Después de cada volteo, la temperatura desciende del orden de 5 a 10 ºC, subiendo de nuevo en caso de que el proceso no haya terminado, ya que la temperatura disminuye si el oxígeno no es suficiente o se agota la fuente de C.

  • PARÁMETROS IMPORTANTES:

- Tamaño de la partícula:

El tamaño óptimo está entre 1-5 cm. Un tamaño reducido aumenta la velocidad de las reacciones químicas durante el proceso de compostaje, pero si el residuo es demasiado fino existe riesgo de compactación.

- Relación C/N:

Es el factor más importante. Se refiere a la cantidad de carbono que tiene un material respecto a la cantidad de nitrógeno que tiene ese mismo material. Durante la fermentación aerobia, los microorganismos consumen de 25 a 35 unidades de C por unidad de N, por ello, la relación óptima es 25-35. Valores más altos ocasionan que la velocidad de la descomposición sea más lenta; valores menores pueden ocasionar una pérdida de N y malos olores.

- Temperatura:

Para obtener los mejores resultados la temperatura debe mantenerse entre los 50-55 ºC los primeros días y entre 55-65 ºC el resto del período de compostaje. Conseguir temperaturas entre 60-65 ºC durante algún tiempo, asegurará la eliminación de microorganismos patógenos y semillas de malas hiervas. Sin embargo, si la temperatura sube por encima de 66 ºC, la actividad biológica se reduce significativamente. La temperatura se controla variando la frecuencia de volteo, en pilas de volteo, y controlando la corriente de aire, en pilas estáticas aireadas y reactores. Las bajas temperaturas del invierno ralentizan el proceso, mientras que las temperaturas altas de la primavera lo aceleran.

- Humedad:

Siempre hay que comprobar la humedad en el centro del compostero, ya que la parte superior y los laterales, no acostumbran a ser representativos. Tanto la excesiva como la poca humedad perjudican los procesos de compostaje. La humedad es necesaria para que los organismos realicen sus procesos vitales. El contenido óptimo de humedad está entre 45-55%; valores inferiores a 40% reducen la actividad biológica; un contenido alto provoca que los poros estén ocupados por agua, con lo que se evita que el oxígeno esté disponible para las bacterias aerobias y estas son sustituidas por bacterias anaerobias. La materia orgánica sufre fermentación anaerobia y se desprenden olores desagradables.

- Oxígeno:

Los contenidos más deseables se sitúan entre 15-21% de oxígeno.

- pH:

Se encuentra entre 5-7. En las primeras fases del compostaje, el pH desciende hasta 4-4,5 por efecto de los ácidos orgánicos, luego asciende hasta 8-8,5 debido al efecto alcalinizante del amoníaco y luego se estabiliza en un valor entre 7-8.

  • ¿CÓMO HACER COMPOST EN CASA?

compost¿Qué es el compost?

El compost es un material estable, higiénico y semejante al humus del bosque, que se puede utilizar como abono natural.

Clasificación del compost

- Compost clase A:

Producto de alto nivel de calidad que cumple con las exigencias establecidas en esta norma para el compost clase A. Este producto no presenta restricciones de uso, debido a que ha sido sometido a un proceso de humificación. Se caracteriza porque puede ser aplicado a macetas directamente y sin necesidad de que sea previamente mezclado con otros materiales.

- Compost clase B:

Producto de nivel  de calidad intermedio, que cumple con las exigencias establecidas en esta norma para compost clase B. este producto presenta algunas restricciones de uso, ya que para su aplicación a macetas, requiere ser mezclado con otros elementos adecuados.

- Compost inmaduro o subestándar:

Consiste en materia orgánica que ha pasado por las etapas mesofílica y termofílica del proceso de compostaje, donde ha sufrido una descomposición inicial, pero no ha alcanzado las etapas de enfriamiento y maduración necesarias para obtener un compost clase A o clase B. Es un producto que se debe mezclar para ser aplicado para no producir hambre de nitrógeno.

¿Qué necesitamos para hacer compost?

- Un jardín o una huerta.
– Un compostero.
– Una pala para voltear.
– Agua.
– Residuos de cocina:

residuos de cocina

- Residuos vegetales:

residuos vegetales

El compostero

Es compostero es un recipiente donde se echa la materia orgánica para su transformación en compost. Los composteros facilitan la aireación y el control de la temperatura y humedad, evitando la dispersión de los residuos y repeliendo a los roedores y a los insectos.

Se debe colocar sobre la tierra (intercalando una capa de ramas y hojas para el drenaje), en un lugar sombreado, protegido de los vientos dominantes. Se puede instalar debajo de un árbol de hoja caduca, quedando protegido del sol en verano y recibiendo en invierno el calor del sol.

compostero

¿Cómo hacer compost?

Lo primero es trocear y apilar restos de poda y otro tipo de vegetación hasta una altura de 10-15 cm a modo de “cama” para el resto de los residuos. Para acelerar el proceso del compostaje se puede añadir compost ya hecho, tierra, estiércol o un poco de cal.

Una vez hecha la “cama” con los restos vegetales, se añade los residuos de la cocina y los del jardín. Lo más recomendado es añadir un cubo y medio o dos de residuos de jardín por cada cubo de residuos de cocina.

Para favorecer el proceso y mantener la aireación, es necesario remover el compost de vez en cuando (una o dos veces por la semana). También hay que humedecerlo cuando se perciba que esté seco.

Una vez que el compostero esté lleno, procederemos a retirar parte del compost por la parte inferior. Si el compost todavía no esté listo, lo podemos dejar madurar al lado del compostero, en una pequeña montañita cubierta con restos del jardín.

Problemas habituales y soluciones

PROBLEMA: La temperatura no sube.

SOLUCIÓN: Añadir materiales ricos en nitrógeno (césped, fruta o verdura).

>PROBLEMA: Temperatura muy alta.

SOLUCIÓN: Disminuir el tamaño y voltear para dejar pasar el aire.

PROBLEMA: Material frío y húmedo.

SOLUCIÓN: Voltear y añadir serrín y ramas secas.

PROBLEMA: Material frío y seco.

SOLUCIÓN: Regar hasta que quede húmedo.

PROBLEMA: Mal olor.

SOLUCIÓN: Remover el compost y añadir ramas, paja seca,…

PROBLEMA: Olor a amoníaco.

SOLUCIÓN: Mezclar los materiales secos, ricos en carbono como el serrín, madera seca,…

PROBLEMA: Moscas.

SOLUCIÓN: Cubrir el compost con algo de papel y enterrar cualquier resto de comida, añadir restos del jardín o paja.

PROBLEMA: Gusanos blancos (larvas de mosca).

SOLUCIÓN: Reducir el contenido de agua.

PROBLEMA: Roedores.

SOLUCIÓN: Mezclar bien el material, cubrirlo con compost y rodearlo con una red metálica.

PROBLEMA: Velo blanco sobre el material (hongos).

SOLUCIÓN: Es una buena señal.

PROBLEMA: Insectos.

SOLUCIÓN: No tiene que preocuparnos.

  • BENEFICIOS DEL COMPOST:
  1. Mejora la estructura del suelo y su resistencia a la erosión y favorece la retención de agua a disposición de las plantas.
  2. Aporta material nutritivo. Sirve como abono 100% natural, sustituye parcialmente el sustrato en los tiestos y sirve para regenerar la “tierra vieja” de los mismos.
  3. Aumenta la fauna del suelo.
  4. Reduce los efectos negativos de los agentes tóxicos, ya que se reduce el uso de fertilizantes químicos. Las plantas cultivadas con compost son más sanas y padecen menos enfermedades y plagas.
  5. Conserva el medio ambiente, ya que se reduce el uso de bolsas y el transporte de estos residuos, lo que se traduce en una reducción de las tasas de basura.
  • INCONVENIENTES DEL COMPOST:
  1. Emisión de CO2.
  2. Olores.
  3. Ocupación del suelo.
Recíclame para Android