La hora del Planeta 2013

Hoy a las 20:30 hasta las 21:30, personas, comunidades, empresas e instituciones, edificios y monumentos emblemáticos de todo el mundo apagarán sus luces durante una hora, por motivo de “La Hora del Planeta”.

¿Qué es “La Hora del Planeta”?

“La Hora del Planeta” es la mayor manifestación del mundo para luchar contra el cambio climático antropogénico y las emisiones contaminantes, así como ahorrar energía y reducir la contaminación lumínica, y así alcanzar un compromiso de un cambio global en beneficio del medio ambiente, donde  cientos de millones de personas, de los seis continentes, apagan la luz durante una hora.

¿Cómo surgió?

Desde hace siete años, cientos de millones de personas de todo el mundo, empresas, gobiernos y centros educativos unen sus voces contra el cambio climático apoyando la mayor campaña de sensibilización organizada por WWF: la Hora del Planeta.

2007

Esta iniciativa empezó en Sídney (Australia), el 31 de marzo del 2007, cuando 2 millones de personas apagaron sus luces durante una hora para reclamar acciones contra el cambio climático.

2008

Al año siguiente, 370 ciudades de más de 35 países convirtieron esta iniciativa en un movimiento global, consiguiendo que entre 50 y 100 millones de personas apagaran las luces en “La Hora del Planeta 2008”.

2009

“La Hora del Planeta 2009”, se convirtió en la acción voluntaria global más grande nunca vista, donde participaron 88 países.

2010

En el 2010, 128 países de todos los continentes apagaron sus luces, celebraron fiestas y reuniones a la luz de las velas y organizaron muchas otras actividades para mostrar lo que puede hacer el mundo cuando actúa unido.

2011

En 2011, más de 5.000 ciudades de 135 países apagaron las luces de sus principales monumentos y edificios emblemáticos, enviando así un claro mensaje: los gestos simbólicos pueden generar grandes cambios si conseguimos un compromiso global durante todo el año.

Ir “más allá de la Hora” fue el lema de esta última edición. La campaña tomó entonces una nueva dimensión invitando a los ciudadanos a ir más allá y adoptar medidas de ahorro energético durante todo el año. Fue el año de los pequeños y grandes compromisos para crear un modelo de vida más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

2012

En 2012, más de 7.000 ciudades de 150 países apagaron las luces de sus principales monumentos y edificios emblemáticos, enviando así un claro mensaje: los gestos simbólicos pueden generar grandes cambios si conseguimos un compromiso global durante todo el año.

La campaña tomó entonces una nueva dimensión invitando a los ciudadanos a ir más allá y adoptar medidas de ahorro energético durante todo el año. Fue el año de los pequeños y grandes compromisos para crear un modelo de vida más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Fue el año de los retos, de los desafíos y la gran pregunta ¿Qué serías capaz de hacer para salvar el planeta?

Este año…

Este año, WWF plantea un nuevo desafío: crear una comunidad global interconectada que demuestre hasta dónde podemos llegar para cambiar el mundo en que vivimos. Todos debemos de apostar por ser más eficientes y autosuficientes en el uso de la energía y promover las energías limpias para lograr, de esta manera, reducir el nivel de emisiones de C02 del planeta. Hay que promover la difusión de la campaña en las redes sociales y animar a hacer lo mismo. Cuantos más seamos, más fuerte se oirá nuestra voz.

Más información en: www.horadelplaneta.es

También te puede interesar

Ha llegado el día, «La Hora del Planeta»

Hoy a las 20:30 hasta las 21:30, personas, comunidades, empresas e instituciones,...

La hora del Planeta 2012

Hoy a las 20:30 hasta las 21:30, personas, comunidades, empresas e instituciones,...

La hora del planeta va más allá

Este año, la Hora del Planeta, piden a las personas que se comprometan a realizar...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.